Unesco Gran Canaria

MENÚ

24 de Mayo de 2021

El Centro UNESCO Gran Canaria lleva su proyecto de sensibilización en derechos humanos y migración a la población escolar

El Centro UNESCO Gran Canaria, junto con el Gabinete Literario, entidades sensibles y comprometidas con la difusión y trabajo en todo lo que supone el desarrollo del hombre en igualdad y paz y, abanderando los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), propone un Programa de “Sensibilización en Derechos Humanos y Migración” dirigido a la población escolar. Este proyecto, patrocinado por el Cabildo de Gran Canaria, cuenta con la colaboración del Comité Español del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). 

«Según la definición de la UNESCO, las migraciones son desplazamientos de la población de una delimitación geográfica a otra por un espacio de tiempo considerable o indefinido. 

Las migraciones humanas son un fenómeno constante a lo largo de la historia de la humanidad y están asociadas al comportamiento del hombre desde sus orígenes. 

Con el avance de las sociedades, el hombre tuvo que migrar para obtener mejores oportunidades de trabajo y mejorar su calidad de vida. Con los avances tecnológicos en el marco de la globalización, este proceso demográfico tuvo mayor auge; los sistemas de comunicación y transporte representaron una nueva era que facilitaron consolidar el fenómeno, tratándose de migraciones incitadas por problemas sociales, económicos y políticos, dado un proceso de desigualdad creciente entre los países desarrollados y subdesarrollados y acentuados, en especial, por malas gestiones de los gobiernos. 

Actualmente, se calcula en unos doscientas cincuenta millones de personas la población migrante, en su mayoría en edad activa y un buen porcentaje cualificados profesionalmente. 

Se han dado solemnes declaraciones sobre la igualdad de todas las personas por el mero hecho de serlas: Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) de 1948, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de Ginebra en 1951, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966, en vigor en 1976, la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes de 2016... A pesar de que proclaman que estos Derechos son “irrenunciables, inalienables e imprescriptibles”, constatamos que esto no es así y que dista mucho de que sea una realidad ni siquiera aproximada. Hannah Arent escribió que “la dignidad humana precisa de una nueva salvaguardia que sólo puede ser hallada en un nuevo principio político, en una nueva ley en la Tierra, cuya validez debe alcanzar esta vez toda la Humanidad y cuyo poder deberá estar estrictamente limitado, enraizado y controlado por entidades territoriales y nuevamente definidas”. Pero mientras esto llega, debemos seguir empeñados, más allá de las declaraciones institucionales, a título individual, en lograr oportunos cambios de puntos de vista y mentalidad tomando conciencia para ir consiguiendo ese mundo de justicia al que aspiramos. 

Las Islas Canarias han sido tradicionalmente destino o lugar de paso preferente para los migrantes del norte y de la zona subsahariana de África fundamentalmente por su cercanía geográfica. Así, las Islas recibieron en 2020 más de 16.000 migrantes de forma irregular por vía marítima y otros 3.500 lo hacían en el primer trimestre de 2021. Este aspecto sin embargo ha propiciado una migración en transportes (pateras, cayucos...) frágiles, carentes de las mínimas condiciones de salubridad y seguridad que hacen dramático el número de personas que podrían haber perdido la vida en la travesía. Estos números, aunque no son comparables a los 40.000 que llegaron a las costas isleñas en la conocida como “crisis de los cayucos” de 2006, esta vez, la nueva crisis humanitaria ha estado marcada por un elemento nuevo que nadie preveía: el SARS-CoV-2 (COVID 19). Asimismo, las islas no cuentan hasta ahora con infraestructuras y medios para atender la avalancha de llegadas. Esto ha generado, primero, una deficiente atención humanitaria a las personas que llegan y, en algunos casos, la alteración del orden social y el surgimiento de actitudes xenófobas e intolerantes por parte de la población residente, basadas mayoritariamente en argumentos falaces».

CELSO DOMÍNGUEZ DEL RÍO SÁNCHEZ
Coordinador de Formación y Educación del Centro UNESCO Gran Canaria

Descarga el folleto informativo

Charla «Sensibilización en Derechos Humanos y Migración», impartida por Javier Muro, voluntario de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)

El Centro UNESCO Gran Canaria lleva su proyecto de sensibilización en derechos humanos y migración a la población escolar
ver todas las noticias

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en este sitio web. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.CERRAR